Video

Audio

Dios ratifica su promesa

Muchas veces nosotros queremos saber lo que va a suceder para prepararnos mental o psicológicamente, ya sea positivo o negativo. Lo cierto es que en la vida los tiempos no son certeros, sino que Dios mueve todas las piezas del rompecabezas para dar a conocer sus planes.

La enseñanza anterior encontramos dos grandes episodios en la vida de Abram, en el primer episodio encontramos que Dios da promesas al patriarca, y luego, en el segundo episodio vemos la actitud de Abram en Egipto, mintiendo y poniendo en riesgo el plan redentor de Dios.

A pesar de que Abram hizo todas estas cosas, el Señor interviene y el faraón los deja ir con todos los bienes. En cierto sentido, Abram y su familia salen de Egipto humillados. Había ciertas expectativas en cuanto a Abram, pero después de su caída la pregunta que surge es ¿Qué es lo que va a decidir el Señor?

Génesis 13:1 Vamos a ver tres cosas y tres resultados como respuesta de cómo Dios está obrando en Abram.

Dios imparte gracia a Abram y Abram busca a Dios

Gracia es cuando Dios nos da algo que no merecemos. Dios es la justicia misma y el dador de gracia, y el resultado que Dios desea manifestar es impartirle gracia a Abram. Quizá podríamos pensar que Abram no se lo merece, y que debe haber consecuencias por esa situación. Dios imparte gracia y como consecuencia, Abram busca a Dios.

Cuando Dios nos buscó, no nos encontró en una perfección cabal de nuestras obras. Cada vez que Dios busca al pecador lo encuentra en una condición miserable de pecado. Ahora vemos a Abram en una condición de miseria. La iniciativa de Dios desde capítulo 12 es una muestra de esa enorme misericordia que Dios tiene a Abram. Era una elección meramente por gracia.

Pudiéramos pensar que no vale la pena seguir adelante si no hemos sido lo que debemos ser. Pero la vida no depende de nosotros sino de Dios. No por lo que nosotros somos sino por lo que él es. Abraham ahora reconoce la bondad y la grandeza de Dios.

Génesis 13:2-3 La vergüenza y la humillación de Abram, Dios las usó para traer convicción y arrepentimiento al corazón de Abram. Él regresó a ese lugar en donde él había hecho un altar para invocar el nombre de Dios. Abram fue restaurado y volvió a su lugar de adoración.

Dios usó ese episodio oscuro para bendecir a Abram, a pesar de todo lo que había sucedido, el Señor seguía siendo fiel. El regreso de Abram fue una demostración de la infinita gracia y misericordia de Dios.

Dios prepara a Abram y Abram confía en Dios

Génesis 13:5-6 Lot era próspero por el hecho de estar con Abram. Él también fue bendecido por su relación con Abram, y al igual que Abram era rico, pero ahora esto trae un problema ya que la tierra no podía sostenerlos (Gen 13:7).

Génesis 13:8-9 Vemos la amabilidad de Abram quien deja que Lot elija. Esta actitud muestra la madurez de Abram y su actitud de pacificador. Génesis 13:10-11 La elección de Lot fue hacia las llanuras de Sodoma y Gomorra que eran semejantes al huerto del Edén. Lot es movido por un deseo de prosperidad material y grandeza humana.

Lo que sabemos de Lot es que él no estudió con detenimiento la condición espiritual de aquellas tierras (Gen 13:11-13). Lot no consultó a Dios por esas decisiones, sino que se guio por los deseos personales. La Biblia lo resume como los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Por el contrario, Abram había decidido confiar en Dios.

Dios bendice a Abram y Abram adora a Dios

Génesis 13:14 El Señor habla a Abram. Cuando Dios habla es una gran bendición. Recordamos que en Antiguo Testamento había épocas donde Dios dejaba de hablar. Recordemos que la presencia de Lot era parte de la presencia de Abram, es interesante que ahora que se separan, entonces Dios le habla.

Mientras Lot levantó los ojos, ahora Dios le pide a Abram que levante sus ojos. Esto nos enseña que es mejor dejar que el Señor sea quien haga la obra y en lugar de nosotros tomar la iniciativa. Dios le dijo que viera toda la extensión territorial ya que esta tierra sería una herencia para él. Lot escogió lo mejor delante de sus ojos, pero incluso la tierra que escogió Lot, le sería dada a Abram.

Genesis 13:15-17 De la simiente de Abram vendría la simiente de la mujer. Ahora el Señor ratifica su pacto, redireccionando la fe de sus hijos y haciendo fiel el cumplimiento de sus promesas. Seguramente Abram recorrió esas tierras aferrado a lo que Dios le había dicho

Génesis 13:18 Hebrón es un lugar en donde se concreta un tratado o un pacto. Es interesante que todo lo que Dios hace no es casualidad, tiene un propósito perfecto.

Nuestro corazón debe ser un altar de adoración a Dios. No debemos adelantarnos en hacer las cosas a nuestra manera sino viviendo por fe y no por vista. Una vez que Abram decide por fe, Dios le muestra una grandeza sorprendente. Comprendió que en Dios estamos completos.

Dios cumple sus planes a pesar de nosotros. Él es fiel y eso es razón suficiente para adorarle.

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter

Otros artículos