Creyentes en Conflicto

12 de Abril del 2015 | Iván Bernal


Descargar MP3





El estilo de vida es lo que distingue al creyente. En Santiago 4:1 vemos que había conflictos entre creyentes. Si tuviéramos que evaluar el por qué de la situación, quizás nos quedaríamos con cosas superficiales. Pero Santiago va más allá de eso.

El origen de los conflictos (Stg 4:1)

Los conflictos vienen del corazón. Nuestro enemigo más grande no viene de afuera sino de dentro de nosotros. Lo que Santiago quiere hacer es ver objetivamente cómo se originan los problemas. Nuestro corazón tiene anhelos pero muchos de nuestros deseos no son legítimos. Debemos cambiar de manera de pensar una vez que conocemos al Señor. Donde hay personas hay problemas. Ya sean dos o dos mil, el origen del conflicto esta en nuestro corazón.

Obstáculos en la comunión (Stg 4:2)

Ya no se menciona lo que ocurre dentro sino fuera de las personas. Estos obstáculos se refieren a acciones. La codicia viene de la envidia. La envidia es estar inconforme con los decretos de Dios. Es pensar «yo merezco más». Mucha de la historia tiene que ver con la codicia. Este mal desata guerra y envidia entre las naciones, despierta contienda.

V. 3 nos enseña que estos eran un grupo de creyentes. Personas oran pidiendo una casa, trabajo, dinero, etc. Pero no se trata sólo de pedir. Cuando la codicia ha invadido el corazón no habrá oraciones correctas.

(Stg 4:4) Los creyentes en conflictos viven en oposición con Dios. El problema no sólo es con nosotros mismos, o contra nuestros hermanos, sino que el conflicto también es contra Dios. El adulterio es infidelidad y traición. La codicia lleva a las personas en conflicto contra Dios. El versículo nos habla de la relación con el mundo, porque el mundo promueve la codicia. Una persona que vive en los estándares del mundo, no es una persona satisfecha. Cuando Dios no le está dando esta satisfacción quizás es porque la está buscando en el mundo, y entonces hay una vida de pleitos y guerras.

(Stg 4:5) El Señor nos ha dado su espíritu porque busca una relación especial y única. ¿Qué matrimonio estaría dispuesto a que hubiera un amante de por medio? Muchos creyentes tienen como amantes al mundo. La relación del creyente debe ser tan genuina que no existan amantes.

La obtención del éxito

¿Cómo podemos librarnos del conflicto? (Stg 4:6) La soberbia es una persona que considera tener la razón. Dios no puede soportar a los soberbios.

1. Humildad. Él da mayor gracia a los humildes. Esa perdona que de da cuenta de su mal andar y busca redireccionar su vida. El antídoto es la humildad pero también la sumisión a Dios. Sin embargo lo opuesto es una actitud de anarquía y rebeldía. Todas estas actitudes se manifiestan en conflictos y contiendas.

2. Sumisión. Debemos anhelan y practicar la sumisión (Stg 4:8). Nadie puede estar en un punto intermedio. Los de doble ánimo deben purificar sus corazones.

3. Humillación. (Stg 4:10) Se refiere al arrepentimiento. Cuando estamos confiando en nuestra posición, inteligencia antigüedad, entonces no estamos confiando en Dios. Debemos buscar arrepentirnos de nuestra actitud de autosuficiencia.


[addtoany]

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Nosotros

Grupos