El perdón, expresión de amor

13 de Marzo del 2016 | Iván Bernal

 Descargar






Filemón fue una persona privilegiada, pues aunque no era un ministro sin embargo su nombre aparece en las páginas de la Biblia. Onésimo es el otro personaje de esta carta, era un esclavo, y esta fue una condición a la que la iglesia primitiva se oponía.

Características de Filemón.

A pesar de tener bienes económicos era un varón piadoso. Sobre todo lleno de amor y fe para el Señor (1:4-5). Era un hombre que había consolado a los santos. Quizás dando refugio, trabajo o a través de sus bendiciones materiales (1:6-7).

Cuatro principios sobre el perdón

I. Es un don que se debe apreciar.

El amor puede ser practicado por aquel que lo ha experimentado. La evidencia de que Filemón amaba a otros es porque amaba al Señor. (Ex 34:6-7) Aunque este pasaje pareciera una maldición, el versículo 6 nos recuerda quién es Dios. Dios es misericordioso y perdonador. Romanos 5:8 Nos muestra el amor de Dios a través de su sacrificio y perdón.

Este debe ser motivo para perdonar. Es un don celestial y la capacidad de un ser humano para tolerar y pasar por alto las ofensas de otros. Esto es algo que sólo viene de Dios.

II. Es una virtud que se debe aprender.

¿Cómo podemos aprender a perdonar? Primero reconociendo que nosotros mismos ofendemos. La personas que más amamos son los que más ofendemos (Sant 3:2). Todos ofendemos mucho veces. El remedio para la ofensa es pedir perdón. Y es un alivio cuando alguien nos dice «te perdono».

Esta virtud se puede aprender también reconociendo que nosotros mismos hemos sido perdonados. Es el ejemplo que vemos en la parábola de los deudores. (Ef 4:32) Debemos perdonar así como Dios nos perdonó a nosotros en Cristo. Las grandes guerras comienzan con pequeños detalles. Cuando hay una gotera continua el daño puede hacerse mayor. Así cada daño que recibamos debemos estar preparados para perdonar.

III. Una necesidad que se debe aplicar.

Filemón es una persona que ama de verdad y que ha recibido la capacidad de ayudar y confrontar. V. 8-10 Pudiendo hacer uso de su autoridad sin embargo Pablo apela a la virtud del amor que Filemón tenía.

Onésimo pudo haber robado algo y por eso había huido de la presencia de Filemón. Él llegó con Pablo y fue convertido al Señor. V. 11 Probablemente Onésimo no era el mejor servidor. Un esclavo fugitivo era reo de muerte. Pablo pudo haber mandado una carta imponiendo pero lo hace persuadido (1:12-14).

(1:15-16) Pablo ahora habla de la soberanía de Dios. Él tiene propósito de por qué ocurren las cosas. Un hombre traidor, desleal e inútil ahora es un nuevo hombre. V. 17

Cuando aplicamos el perdón hay restauración de las relaciones con otros. Colosenses 3:13 Soportar nos habla de poner algo para que no se caiga. Es tolerar una carga, y sólo el creyente nacido de nuevo tiene la capacidad de soportar. Para perdonar es muy importante soportar.

Hay algo extraño. Personas que ofenden y no se dan cuenta. Debemos entender que todos venimos de contextos diferentes.

La razón principal para perdonar es para estar en una íntima relación con Dios.

IV. Es una oportunidad en la que se puede animar a otros.

Pablo está intercediendo entre Filemón y Onésimo. Los pacificadores son bienaventurados. Debemos ser de influencia para que otros también perdonen.
V. 21-25 Pablo hace una petición de perdón y restauración. Pablo sabe que Filemón es un ser humano y es por eso que al final de su carta alude a la gracia. Si tenemos la capacidad de perdonar es solamente por la gracia de Dios.


[addtoany]

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Nosotros

Grupos

  • Mujeres
  • Varones
  • Jóvenes menores
  • Matrimonios