30 de Marzo del 2014 | Hebreos 1 | Samuel Hornbrook

Descargar MP3

¿Cómo le habla Dios al hombre? La respuesta se encuentra en Romanos 1:19, la única manera que una persona puede conocer a Dios es por medio de la revelación de Dios. (Ro 1:20) no tenemos excusa por no conocer a Dios, porque Dios se ha revelado y muchas veces no ponemos atención a su revelación. Dios es invisible pero todo lo que está alrededor nuestro habla de Dios, su orden y su poder.

El hombre muchas veces toma lo que Dios hizo y lo cambia. Pero Dios siempre hace todo de manera que refleja su gloria. Comprendemos por la creación que Dios es poderoso y es un Dios de orden. Incluso en la nieve o la lluvia.

Dios habló muchas veces por los profetas, pero no era suficiente. Dios habló muchas veces, pero no era suficiente. Hasta qué un día llegó Cristo para revelar perfectamente al Padre.

Todas las cosas adoran a Dios, las aves y los cielos. Pero el hombre, a pesar de ser creación de Dios se niega a adorar. El problema que el hombre enfrenta es el mismo problema que todos enfrentamos si no adoramos a
Dios como debe ser. Es un problema con dos caras. Un lado es doctrinal, muchos de nosotros tenemos un concepto muy vago de la persona de Cristo. Pero también en el lado práctico, pues no queremos sufrir persecusión por Cristo (3:1).

El escritor de Hebreos presenta a Cristo como la última palabra de Dios al hombre (v. 2). El libro de Hebreos se divide en cuatro secciones:

1-4 La posición de Cristo al contemplar su persona.
5-7 La perfección de Cristo en su oficio como sacerdote.
8-10 La provisión de Cristo a través de su ministerio.
11-13 La posesión de Cristo obtenida por la fe.

Por su posición suprema y su perfección absoluta, hizo provisión indispensable para que todo creyente lo haga su posesión personal por la fe. Vemos aquí que el prefacio al libro es de los versículos del 1-4 del capítulo 1, en estos cuatro versículos está condensado el contenido del libro completo.

Existen dos periodos de revelación divididos en Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. En el A.T. Dios hablo por medio de los profetas, y en el N.T. Habló a través de Cristo (Jn 14:15). Cristo prometió el Espíritu Santo el cuál llegó en pentecostés, confirmando así el inicio de la iglesia.

Dios habló directamente en algunos momentos, como con Adán en Génesis. También habló por medio de la escritura (Ex 33). Otro medio que Dios uso para hablar fue por los sueños y visiones (Ez 1:1). Dios uso también la vida espiritual y las experiencias de su pueblo (en Salomos). También por influencia directa del Espíritu Santo (2 Ped 1:21).

En la economía final, Dios ha hablado por el hijo (Jn 16:13). Si no podemos atención al mensaje de Cristo, entonces no habrá esperanza cuando nos paremos delante de Dios. (Heb 1:3) Vemos su perfeccionen relación al universo, pues es «heredero de todo». Pero también es soberano, pues mantiene funcionando al mundo por la palabra de su poder. Pero también Cristo pago la deuda por nuestro pecado. Su trabajo de redención está terminado, pues se sentó a la diestra de las alturas.

V. 5-14 en cuatro movimientos, el argumento contiene la conclusión de que Cristo es Dios. Los ángeles son ministros, y su única relación con el trono es obedecer lo que se les manda. La relación de Cristo con la creación es evidencia de que él es Dios (v. 10-12; 13:8). También vemos su relación con la autoridad (1:13-14).

El hijo es superior, Él es Dios.


Compartir:
[addtoany]

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Nosotros

Grupos

  • Mujeres
  • Varones
  • Jóvenes menores
  • Matrimonios