Jesús, perfecto siervo

06 de Abril del 2014 | Filipenses 2:3-11 | Iván Bernal

Descargar MP3

Cuando conocemos algo sobre Jesucristo es para ponerlo en práctica, no sólo para llenarnos de conocimiento. (Fil 4:2-3) había en Filipos hermanas que tenían contiendas. Los problemas se dan cuando uno siente que han violado nuestros derechos. Pero vamos a ver como Jesús padeció y sirvió de una manera exacta.

PROPOSICIÓN: Jesús el Hijo de Dios renunció a la riqueza celestial para vivir en la tierra y caminar de forma descendente al punto de ser un siervo sufrido.

I. Perfecto Siervo que se Sometió.

Someterse es ponerse debajo de una autoridad. Jesús se sometió ¿a quién?

A. Sabio plan del Padre (v. 6). V. 8 La sumisión es la antesala a la obediencia. La obediencia verdadera implica una sumisión. La obediencia de Cristo no fue falsa sino de corazón, porque estaba bajo la sumisión del Pdre. (Mat 12:18)

B. Sencillo nacimiento (Lc. 2:6-7). Jesús mostró su humildad desde el nacimiento. No fue un accidente que él naciera en un pesebre. Para Dios no hay accidentes ni coincidencias. La manera de nacer de Jesús muestra la manera en la que él iba a vivir, de una manera sencilla y humilde.

C. Sobria condición social.

1. Sitio geográfico (Jn 1:45-46). Nazareth era una aldea pequeña con personas muy humildes, y ahí fue donde se desarrolló Jesús.
2. Seno familiar (Mt 13:55-57).

II. Perfecto Siervo que Sirvió.

A. Sinceramente. No es algo que hizo por obligación o compromiso sino de manera voluntaria y personal. Cuando habla de su sentir, nos dice que èl sirvió sinceramente. (V. 6-7) Por siervo entendemos a alguien que obedece la voluntad de un superior. ¿Qué entendemos por servir? Que ayudamos a otros a ser mejor. Nosotros servimos cuando ayudamos a las necesidades de otros.

Servir no lo debemos usar a la ligera. No es hacer cosas únicamente, sino satisfacer una necesidad. Jesús anticipó las necesidades de los hombres y tuvo el deseo de satisfacerlas. En capítulo 1 Pablo advierte que algunos servían por contienda.

No es necesario tener un ministerio para servir. Debemos de ayudar aquellos que tienen necesidad y el Señor nos enseña cómo se debe servir.

B. Sencillamente (Jn 13:15-16). En el antiguo mundo se acostumbraba a lavar los pies de los invitados, quienes llegaban cansados y polvorientos del camino. Pero esto era algo que únicamente hacían los siervos. Jesús toma este ejemplo para mostrarles la manera en la que tiene que servir.

Los discípulos contendían sobre quién es el mayor. Aquellos dos hermanos pidieron estar a la derecha e izquierda del trono de Jesús. Cualquiera pensaba que tenía el derecho de ser el mayor, cada uno tenía una habilidad importante y discutían quién era el más grande, pero Jesús disipa toda duda y contienda. Es de muy mal gustó pensar que somos superiores, o que nadie más puede hacer lo que nosotros hacemos.

C. Sacrificadamente (Mc. 10:45)

Jesús les explica que el reino de Dios o no se administra como el reino humano. Ef el reino de Dios uno debe asimilar que somos sencillamente siervos. La grandeza verdadera comienza con aquel que sirve. Jesús les pone su ejemplo en v. 45 no sólo vino a servir superficialmente, sino que dio su vida.

A veces nos gusta servir en las áreas más vistas o más cómodas, donde no sudamos y recibimos remuneración. Pero Jesús lavó pies sucios. Jesús, lejos de ser recompensado por su servicio, fue traicionado y muerto.

III. Perfecto Siervo que Sufrió (Fil. 2:8)

A. Severa Resolución. Jesús pudo haber bajado de la cruz. Pudo haber castigado a todos aquellos que le castigaban. Pero él conocía que el propósito de su llegada a la tierra era sufrir. (Lc. 2:35) Advierte a María sobre el sufrimiento de su hijo y de ella. A nadie nos gusta sufrir, incluso hacemos lo posible para evitar el sufrimiento. No podemos escapar del sufrimiento. Hay momentos de la vida que tendremos que enfrentar.

Mateo 26:39 Jesús sabía que él tenía que beber la copa de la ira de Dios. Pero como un siervo sufrido, aceptó esa resolución

B. Soledad fatal
1. La indiferencia de los discípulos (Mt 26:36-40). Jesús estaba sólo, ni sus discípulos más cercanos estaban con él. Le habían dejado en su momento de aflicción,
2. La negación de Pedro (Mt 26:69-75). Nuevamente Jesús se ve sólo ante la negación de Pedro.
3. La decisión de Pilato (Mt 27:24). Pilato tenía cierta autoridad para librar a Jesús, pero al ver a la multitud enardecida buscando la muerte de Jesús prefirió lavarse las manos.
4. El abandono del Padre (Mt 27:46). Cristo tomó nuestros pecados y cargo con ellos en la cruz. El Padre también le abandono y en un momento estuvo sólo.

C. Sosegadamente el martirio. (Is 53:1-7)

IV. Perfecto Siervo que Salvó (Fil 2:9-11).

Si Jesús se hubiera quedado en la cruz seríamos los más dignos de conmiseración. Pero el padre le levantó y le exalto hasta lo sumo. La trayectoria que tenía Jesús como un siervo, tenía como propósito salvarnos porque nuestra alma estaba condenada al infierno y la muerte.

A. Sustituyendo nuestra condena (2 Cor 5:21). La Biblia nos enseña que la consecuencia del pecado es estar destituidos de la gloria de Dios, y Cristo la sustituyo para darnos la salvación.
B. Sanando nuestra relación con Dios (Mt 27:50-51; Ro 5:10-11). Estábamos alejados de Dios por el pecado, pero por Jesucristo hemos sido reconciliados. Hoy podemos ir cara a cara y hablar como un hijo a un Padre.
C. Suprimiendo el poder del pecado (Ro 6:7-11).


Compartir:
[addtoany]

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Nosotros

Grupos

  • Mujeres
  • Varones
  • Jóvenes menores
  • Matrimonios