La crisis y el consuelo

Domingo 26 Enero del 2014 | Salmo 12 | Iván Bernal

INTRODUCCIÓN

Vamos a hablar acerca de la crisis y el consuelo. La crisis es una etapa cuando las cosas no van como uno quisiera. Cuando entramos en un tiempo de dificultad que vienen a romper la rutina. Quizás todos hemos entrado por alguna crisis o adversidad, y sobre todo como hijos de Dios. Cuando alguien está en problemas las demás personas quieren darle palabras de ánimo, pero a veces estas no son suficientes.

Dios es el Dios de toda consolación. Y si en nuestros consejos no está Dios, ¿realmente será consolación? El consuelo verdadero solo viene de la palabra de Dios.

I. LA CRISIS PROVOCADA POR LOS MALVADOS

El carácter de las pruebas del creyente son de mayor dificultad. (v. 1-2) El problema está en la época en la que David se encuentra. Las personas tenían un carácter de falsedad, no había alguien en quien se pudiera confiar: hablan mentira.. hablan con labios lisonjeros…hablan con doblez de corazón.
En el pueblo de Israel se levantaron hombres con estas intenciones que desviaron a la nación. ¿Cuál es la razón de esta devastación?

1. El costo de la pérdida de valores morales (v. 1). Ya no había piedad ni fidelidad. No había personas que conocieran a Dios. Cuando una persona no tiene en cuenta a Dios, entonces busca a agradar a alguien más. Agrado a Dios o me agrado a mi mismo. Busca su bien aunque otros tengan que padecer. El rico se hace rico a expensas de otro, el famoso se hace famoso aunque otros sufran. (2 Ti 3:2) «Amadores de sí mismos». Cuando una persona no tiene a Dios como el centro, entonces se ama a sí mismo.

Los jóvenes se pudieran preocupar por tener una apariencia que vivir en virtud. Los actores muchas veces pudieran tener un cuerpo escultural pero una vida personal podrida. En las plácticas sociales las personas quieren quedar bien con todos para ser aceptados. Salva Jehová, porque mira esta generación.

2. La continua inclinación a la mentira (v. 2). Doblez de corazón, mentira, engaña. El mundo alaba estas características como virtudes.

II. LA CONFIANZA QUE INSPIRA A LOS MENTIROSOS

(v. 3-4) Esta persona piensa que tienen control de su lengua mentirosa. Nadie se va a dar cuenta, nadie entiende lo que hago. El labio lisonjero es el labio adulador, y la lengua jactanciosa es la que se cree autosuficiente o importante.

El hablar está conectado con lo que pensamos y sentimos. Llegará un momento en que, de tanto hablar, saldrá lo que realmente hay en nuestro corazón. Muchas veces nos podremos controlar pero en un momento de agua caliente sale lo que realmente hay ahí dentro.

No hay control de una lengua mentirosa. Llegará el momento en que Dios pondrá orden a está falsa confianza (v. 3). Esta era la condición de Israel, y la gente egoísta estaba oprimiendo al pobre y menesteroso (v. 5). Hoy en día estamos en un ambiente en donde no se tiene a Dios en primer lugar. Entonces nosotros como creyentes no podemos esperar un buen trato, un reconocimiento de nuestro trabajo o una amistad sincera.

1. Comunicación con palabras multiplicadas. Cuando tenemos comunicación sólo por medio electrónicos, puede prestarse a malas interpretaciones. Cuando hablamos con alguien en persona, la comunicación es más clara.
2. Comunicación con palabras melosas
3. Comunicación con palabras fraudulentas.

III. EL CONTRASTE ENTRE LA VERDAD Y LA MENTIRA

(V. 6) ¿A qué se refiere con esta ilustración? Se relaciona en que la plata es quemada para ser probada, y lo que es de valor permanecerá al fuego. Son palabras limpias, esto es, que no está mezclada con alguna impureza (Mt 5:8).

(v. 7-8) Habla del menesteroso y el afligido. El camino de la verdad conduce a estar a salvo de esta generación. Dios es el juez justo. Aunque estemos ante autoridades humanas corruptas, todavía estaremos delante del juez justo. ¿Y qué pasará con el mentiroso y el egoísta? (V. 3), «Jehová destruirá…». El camino de la mentira lo conduce a una inevitable destrucción.

La verdad a veces es costosa, pero es la única que tiene garantía de sostenerse. El Señor premiará al que hable verdad, pero al que hable mentira será descubierta ante los demás. ¿Qué escoge usted? ¿La verdad o la mentira?


Compartir:
[addtoany]

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Cerrar menú