La iglesia es un cuerpo con cada miembro interdependiente. Así como el hombre no es autosuficiente, así fue creada la iglesia. Dependemos de Dios en nuestra existencia, pero nos hizo también para depender los unos de los otros. La marina de los Estados Unidos tiene el lema de “ningún hombre dejado atrás”. En la iglesia tenemos más razón para ser leales.

Romanos 12:10 Podemos ver nuevamente la frase “unos a los otros”. Vemos un amor más grande que el romántico, que es un amor leal de hermanos. Romanos 13:8 Debemos amor a nuestros hermanos porque Jesús pago nuestra deuda. En Gálatas 5:6 vemos como el amor de Dios nos ha perdonado de tal manera que eso impulsa nuestra fe, y eso nos ayuda a amar a nuestros hermanos, aún a los difíciles de amar. Así como el sol alimenta la tierra, el amor de Dios alimenta nuestra fe.

Romanos 14:13 Pensamos tanto en los hermanos que quitamos nuestro derecho a algunas cosas para no causar tropiezo s otros. Esta clase de amor hace que el mundo se asombre de cómo nos relacionamos los unos con los otros.

Romanos 15:7 es horrible ser rechazado, de la misma manera es asombroso ser recibido. Y el llamado para la iglesia es recibirse unos a otros. La familia de Dios es interdependiente, y de esta manera las personas que lo vean glorifiquen a Dios y vean lo asombroso que él es.

Compartir

Otros artículos

Recibe los artículos en tu correo

Suscríbete tu correo electrónico para recibir las actuaizaciones de la Iglesia Bautista Emanuel

Nosotros

Grupos

  • Mujeres
  • Varones
  • Jóvenes menores
  • Matrimonios